Glaucoma

QUE ES EL GLAUCOMA.-

El Glaucoma consiste en la alteración de la presión intraocular, considerada individualmente para cada persona y cada ojo, que conlleva a una pérdida de campo visual, que si no es diagnosticada a tiempo y no se trata adecuadamente, conduce inexorablemente a la ceguera.

En el interior de la parte anterior del ojo, existe un líquido (Humor Acuoso) con diferentes funciones:

  • Mantener una presión intraocular adecuada y la integridad estructural del ojo. 
  • Aporta sustratos y elimina los residuos de los tejidos avasculares como la córnea, el cristalino y la malla trabecular.
  • Facilita las respuestas inmunitarias humoral y celular en inflamaciones e infecciones.

Este Humor Acuoso se produce en los Procesos Ciliares de nuestros ojos y se elimina a través de la malla trabecular, el canal de Schlemm, los canales colectores esclerales, las venas acuosas y el sistema venoso epiescleral.

Cuando existe un aumento en la producción, una dificultad y/o impedimento en su eliminación u ocurren las dos cosas a la vez, se produce el GLAUCOMA.

CLASIFICACIÓN O TIPOS DE GLAUCOMA.-

  • Glaucoma de ángulo abierto primario (GAAP) 
  • Sospecha de Glaucoma
  • Glaucoma normotensivo
  • Glaucoma de angulo abierto secundario (PEX)
  • Glaucoma pigmentario
  • Glaucoma inducido por el cristalino
  • Glaucoma por partículas del cristalino
  • Glaucoma inflamatorio de ángulo abierto
  • Glaucoma por recesión angular
  • Glaucoma corticoideo
  • Glaucoma por enfermedades asociadas
  • Glaucoma por cierre angular
  • Glaucoma por cierre angular primario con bloqueo pupilar
  • Glaucoma por cierre angular primario sin bloqueo pupilar
  • Glaucoma por cierre angular secundario con bloqueo pupilar
  • Glaucoma por cierre angular secundario sin bloqueo pupilar
  • Glaucoma por mecanismo combinado
  • Glaucoma infantil

CLÍNICA, SÍNTOMAS, SIGNOS Y DIAGNÓSTICO

  • Alteración de la función foveal, la percepción cromática, sensibilidad al contraste temporal y espacial, antes de que se produzcan defectos campimétricos generalizados.
  • Defectos del Campo Visual
  • Aumento de la tensión ocular e incluso teniendo la presión ocular dentro de los límites normales, se pudiera sufrir un glaucoma (glaucoma normotensivo).
  • Cambios característicos del Nervio Óptico
  • Ángulo de la cámara anterior

FACTORES DE RIESGO

  • Edad avanzada
  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Con más frecuencia en la raza negra, aunque se da en todas las razas
  • Miopía
  • Enfermedad cardiovascular o microvascular
  • El 2% de la población de más de 40 años, tiene glaucoma
  • No hay predilección por un sexo concreto
  • Entre el 18-20% de las personas con 80 años tienen glaucoma

PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO PRECOZ

  • La prevención precoz es vital para el pronóstico del glaucoma
  • Los ojos con papilas y campos visuales normales en la exploración inicial, pueden tolerar niveles elevados de la tensión ocular durante muchos años con pérdida funcional más lenta
  • Los ojos con excavación papilar y defectos campimétricos avanzados son menos resistente a la lesión y tienden a deteriorarse incluso con tensiones más bajas y más rápidamente
  • Existe un test genético para el glaucoma exfoliativo (PEX)

TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento de la enfermedad glaucomatosa, consiste en reducir la presión intraocular hasta un punto en el que cese el deterioro de la papila o nervio óptico y campo visual, con los menores efectos secundarios y complicaciones posibles. Sin embargo, no se conoce un nivel seguro de la tensión ocular para cada persona y cada ojo, por lo que cuanto más avanzado sea el daño glaucomatoso, más baja será la tensión ocular necesaria para evitar y detener la progresión de la enfermedad. Sólo la estabilidad a largo plazo de los campos visuales y el aspecto de la papila prueban que la presión intraocular se encuentra en un nivel seguro.

El tratamiento médico va encaminado a aumentar el drenaje del humor acuoso, disminuir su producción o a ambos. Debe ajustarse a las características del paciente. Es mejor utilizar el medicamento escogido a la menor concentración posible, con la menor frecuencia posible y con los mínimos efectos secundarios posibles para conseguir la presión objetivo individualizada.

El tratamiento quirúrgico, con sus diferentes técnicas y procedimientos, debe reservarse para aquellos casos en los que el tratamiento médico no consuigue el control de la enfermedad, es decir, cuando a pesar de los diferente fármacos empleados la enfermedad sigue progresando.